VIVIENDO UN SUEÑO


Autor: BÉTICO

Fecha publicación: 17/03/2022

Relato

VIVIENDO UN SUEÑO
Esta es la historia de un niño como tantos otros, pero al que le pasaba algo muy extraño, y es que, misteriosamente, odiaba con todas sus fuerzas el pueblo de Espot. Le parecía demasiado natural, ya que nunca había ido a un campo y vivía en la casa más moderna de la comunidad.
Y un día su gran pesadilla se hizo realidad ¡Sus padres alquilaron una casa en la parte más frondosa de todo el lugar!
Una vez en la casa, el niño hizo lo más divertido que podía hacer (no podía jugar a los videojuegos porque sus padres quisieron que en la visita al pueblo no tuviese nada artificial), solo podía salir afuera y tumbarse en el césped. Estaba muy decepcionado con sus padres, porque sabían que él odiaba ese pueblo, así que se fue lo más lejos que pudo.
Pero lo que pasó ahora ni él lo podía creer ¿Queréis saberlo?
Pues bien, resulta que una voz de estas de películas de miedo, con un tono gravísimo y tembloroso, le dijo: “Parece que a este pueblo no te adaptas, pero de estar aquí no te hartas, muchas pruebas yo te pondré, y según lo que hagas yo ya veré, si las superas me desvelo y en un paraíso vivirás, si no las superas, muerto estás.”
A pesar del gran discurso de la voz, el niño sólo entendió que tenía que superar una serie de pruebas: Si las superaba, podría vivir en un mundo increíble, si no... ¡Moriría!
Al niño no le hizo ninguna gracia morir, pero sí saber quién era la voz y vivir en un paraíso espectacular, pero... ¿Qué tipo de pruebas?
Lo descubrió pronto, ya que como odiaba tanto la naturaleza, casi seguro que las pruebas tratarían sobre eso.
Así que se fue a una tienda que tenía un rótulo “turismo y naturaleza” y cogió entradas para todos los eventos disponibles.
La primera entrada era para visitar Los Pirineos, un sitio más natural imposible, a veces con mucha nieve y otras con mucha hierba y aguas claras en los ríos que destacaba por sus increíbles montañas y sus cambios de vista, ya que en invierno parecen pequeños montes Everest y en primavera son una maravilla.
Y, por primera vez, fue capaz de disfrutar de un paisaje natural sin darse ni cuenta.
En ese momento escuchó a la voz, que decía: “La primera prueba la hiciste muy bien, y el tema lo adivinaste, ahora saca la siguiente entrada y a ver si esta prueba también la clavas”.
La segunda entrada era para visitar el quebrantahuesos, una especie protegida en peligro de extinción muy grave.
Pero ¡Qué desagradable sorpresa cuando llegó a su nido! ¡No había ningún pájaro allí! Había mucha gente llorando y diciendo: “¡Han robado el quebrantahuesos, nooooooooooooo!”
El niño vio un camión alejándose con una música de un pájaro dando voces ¡Qué música tan horrorosa, madre mía! Un momento ¿Era música o era un quebrantahuesos gritando? El niño llamó rápidamente a la policía, que estuvo a tiempo de rescatar al quebrantahuesos y arrestar al ladrón.
Escuchó a la voz que decía: “El quebrantahuesos has salvado ¡Pero quién diría que en kayak has navegado!”
Miró su tercera y última entrada: era para navegar en un kayak ¡En plena Costa Brava!
Fue un largo viaje, así que haré un pequeño resumen: superó la prueba ¡Y tuvo que enfrentarse a olas de dos metros de altura, evitar caerse al agua congelada e intentar coordinarse bien dando paladas!
Escuchó a la voz que le dijo una vez más: las tres pruebas has superado, y tú has ganado, así que... ¡Me desvelaré!
Cerró los ojos y cuando los abrió se encontró a... ¿su madre? Entonces lo entendió ¡La voz era ella! “Ahora te daré el paraíso” dijo la “voz”.
Cerró los ojos, los volvió a abrir esperando una sorpresa un poco mejor y... nada de nada, se encontró donde estaba antes, en el pueblo, pero eso también lo entendió, porque, en ese lugar, estaba viviendo un sueño.