LAS OLIMPIADAS DEL 47


Autor: RUBIO

Fecha publicación: 18/03/2022

Relato

LAS OLIMPIADAS DEL 47
Hace muchos años, en 1947, se celebraban los juegos olímpicos en los pirineos españoles. Pedro era un deportista olímpico especializado en el esquí, él tenía esperanzas de ganar ya había ganado la plata en las anteriores olimpiadas y este año iba a por el oro.En unas horas iba a empezar su prueba, todos los españoles confiaban en él.
TRES HORAS MÁS TARDE ...
Ya había empezado la carrera Pedro tenía la delantera, todos sus admiradores gritando como locos, pero se despista un poco al llegar a la plataforma para cruzar el río Escrita, le adelanta el francés André consigue aguantar en segunda posición ya cuando quedaban solo 100 metros decide darlo todo y quedar primero, lo consigue, todos los españoles estaban entusiasmados con él (España ya tenía su primera medalla en estos juegos).
Esto solo fue el principio de unos juegos llenos de medallas para España, pero estos juegos nunca fueron bien recordados por el desastre que ocurrió al lado en el lago San Maurici.
El hundimiento del barco Atlantic 13 ocurrió debido a una gran tormenta. Esta tormenta no paró los juegos, pero hizo que un capitán muy reconocido en España se hundiera con el barco.
El barco se dirigía a los Pirineos. Sobretodo había familiares de los deportistas en él. El viaje fue tranquilo hasta llegar al lago y divisar nubes negras.
Pensaban que iba a ser una simple lluvia, pero no fue así. La tormenta era demasiado fuerte.
Ya era de noche y alcanzando las nubes negras el capitán del barco quiso reunir a toda la tripulación en el comedor para proponer un brindis. Todos los pasajeros se reunieron también en el comedor y el capitán entonces pronunció estas palabras: "Se avecina lluvia, pero al mal tiempo buena cara; dentro de dos días llegaremos a los Pirineos y podremos ver a los ganadores de las Olimpiadas. Mientras, habrá que esperar, pónganse los chubasqueros y no salgan a cubierta".
En medio de la noche un rayo cayó y alcanzó al barco y este empezó a hundirse. La genta corría por tener sitio en alguno de los cinco botes que tenía el barco.
Los que consiguieron llegar, intentaron huir. Pero no tardaron en hundirse por otro rayo o por las olas.
Los demás se tiraron al mar y de estos solo sobrevivieron cuatro. Se les conoce como "los cuatro del Atlantic".
Lo suyo no fue suerte, sino prevención. Fueron los únicos que al tirarse al agua pensaron antes en coger un chaleco salvavidas en vez de ponerse histéricos y saltar como locos.
Poco más tarde, cuando amainó la tormenta, un barco que iba de vuelta de los juegos los logró rescatar y les llevó al puerto más cercano.
Esta no fue la única catástrofe que le ocurrió a estos cuatro. Al llegar el puerto les acusaron de hundir el barco ya que ningún otro barco pasó por allé esa noche. Nadie podría decir lo contrario a la acusación. Por esto fueron encerrados veinte largos años.
A los diez años ya estaban cansados, pero tampoco podían hacer nada al respecto. Pasaron finalmente los veinte años y cada uno se fue a su antigua casa.
En 1991 ya había avanzado la tecnología y ya existía el polígrafo. Por este motivo reunieron a los cuatro y les hicieron la prueba. Era verdad que no habían hecho nada, se confirmó y contaron su historia verdadera. Desde ese momento formaron parte de la historia.