¿Cómo se vuela?


Autor: BFFS

Fecha publicación: 19/03/2022

Relato

En lo alto de un colegio vivían una mamá pájara que se llamaba Mina, y un pichón recién nacido que su mamá lo llamó Bobi. La mamá pajarita tenía el plumaje naranja, con una alas amarillas y una colita roja que parecía una llamita pequeña de fuego que se veía débilmente en el cielo. En cambio su cría tenía el plumaje rojo, las alas amarillas y una colita del tamaño de un garbanzo.
Mina tenía un trabajo que enseñar a Bobi que era cómo colocar su estrella en el cielo. Todos los pajaritos tienen que llevar una estrella.
1º PASO: Enseñar a volar a Bobi.
A Bobi le daban miedo las alturas, se subió al árbol más alto de todo el parque del colegio. Cerró los ojos y se lanzó. Se dio unos cuantos golpes en el suelo aunque su madre pusiera una montaña de hojas. Al vigésimo intento lo consiguió.
2º PASO: Enseñarle aguantar la respiración durante mucho rato.
Las primeras veces se puso morado como un rábano y su madre tenía que estar siempre a su lado. Pero después de muchos intentos, lo hizo él solo.
3º PASO: Enseñar a Bobi como cargar una estrella.
La mamá cogió un nido que tenía escondido en la tubería que había unos cuantos saltitos más allá. Le dijo que pesaba lo mismo que una estrella. Bobi voló con el nido pero se cayó un millón y una vez. Tras muchos intentos y muchos golpes lo logró.
4º PASO: Conseguir la estrella.
Para eso tuvieron que viajar muchos kilómetros para conseguirla pero al fin encontraron el lugar. Bobi se sorprendió mucho porque era el último lugar donde buscaría una cosa tan bonita y perfecta como una estrella. Estaban a punto de entrar pero Mina se detuvo y le dijo a Bobi que ya había pasado su turno, y que ahora le tocaba a él. Tenía que entrar y superar tres pruebas.
5º PASO: Separarse de mamá.
Bobi tenia mucho miedo, se preguntaba si estaba preparado y por encima de todo no quería dejar a su mamá. Se puso muy nervioso pero su madre le dio ánimos y le dijo que le estaría esperando para colocar su estrella en el cielo .
6º PASO: Superar las tres pruebas.
Una voz sonó al fondo y le decía que tenía que superar las tres pruebas para que le diesen la estrella.
1ª: Tiene que volar contra un viento huracanado. Si lo consigue tendrá parte de la estrella.
Bobi se puso más nervioso que antes pero comenzó a volar, le costó y el viento fue aumentando pero eso no lo detuvo. Tras un buen rato lo consiguió.
2ª: Enhorabuena por superar la primera prueba. En la segunda tiene que aguantar la respiración durante una hora.
Esta prueba se le daba muy bien a Bobi. La superó sin ninguna dificultad. Y consiguió la segunda parte de la estrella.
3ª: En esta prueba tiene que coger la piedra que hay a su lado y llegar hasta la salida, pero que no se le caigan las partes de la estrella.
La última prueba le pareció la más complicada. La piedra pesaba un poco más que el nido que solía coger, pero lo consiguió.
Mina esperaba a la salida, Bobi tenía las tres partes de la estrella que llevaría al cielo.
Estando con su mamá los juntó, parecía que tenía la hojita con la que se arropaba por las noches en su nido, tan brillante como el sol.
Era el momento de ir al cielo, y voló hasta que llegó al espacio.
Se sentía en una enorme nada, no se escuchaba los ruidos habituales de donde vivía, se sentía solo pero a la vez relajado. Se fijó en que las estrellas tenían grabado el nombre del pajarito que la ponía. Buscó la de su madre, la encontró y la puso al lado de la de ella .
Empezó a descender y descender, se dió la vuelta y vió todos los planetas y todas la estrellas que había y sintió que no estaba solo en la vida, comprendió que solo hay una vida y tenía que aprovecharla al máximo.
Cuando estaba al lado de su madre le dio un abrazo muy grande.
Al final de todo, Bobi se sentía muy a gusto y relajado, estaba feliz de la vida que le tocó.
Y fueron felices y comieron muchos gusanos.