AVENTURA EN EL BOSQUE AIGÜESTORTES


Autor: PANDITA

Fecha publicación: 17/03/2022

Relato

AVENTURA EN EL BOSQUE DE AIGÜESTORTES.
A la clase de 6oB le pidieron que, por parejas, escribieran un libro sobre la información de todos los animales de los Pirineos. Dos niños decidieron ir a uno de los parques naturales mas importantes de la zona, el de Aigüestortes, para poder examinar mejor su fauna.
Durante su visita, al ver que no veían ningún animal, se fueron metiendo en lo más profundo del boque. Allí se encontraron a una marmota, salió corriendo y ellos la siguieron. Cuando consiguieron atraparla para escribir información sobre ella se dieron cuenta que andaban perdidos y que se estaba haciendo de noche. Así que fueron a buscar troncos para hacerse una cabaña y así poder quedarse unos días por la zona para seguir recopilando información para su libro.
Buscando troncos apareció un precioso urogallo. Se quedaron impresionados por su imponente plumaje verde que relucía como el metal y los tubérculos rojos de sus ojos. Una vez construida la cabaña salieron a buscar leña y comida pues se acercaba el invierno y no querían morirse de frio y hambre.
Al volver se encontraron un quebrantahuesos enorme de cuello dorado que, con su pico retorcido, estaba destrozando su recién estrenado hogar. ¡Ahora en donde iban a vivir!... Bueno, por lo menos podrían escribir que al quebrantahuesos le encanta destruir cosas.
Al poco rato vieron una cueva y se refugiaron en ella. Allí encontraron el rastro de unas huellas, las siguieron, y al final del camino divisaron un oso durmiendo: ¡se fueron pitando de allí!
Después escalaron una montaña para ver si en la cima había más animales, pero hubo una avalancha de nieve que se llevó a los dos por delante. Un hombre que pasaba por allí escuchó los gritos y con la ayuda de su pala consiguió desenterrar a los dos chicos. Les ayudo a construir una nueva cabaña y se convirtió en su vecino durante un tiempo.
Con la llegada de la primavera el bosque se llenó de urogallos. Salieron para escribir más cosas sobre ellos, estos empezaron a hacer un ruido muy extraño atrayendo un montón de animales. Así fue cómo pudieron completar su libro, aunque tardaron algo más de una estación.
Tras esto volvieron a Sevilla para entregar su libro a la profesora. Esta quedó maravillada y lo puso en la biblioteca para que así todos pudieran leer tan maravillosa historia.